Barbos y foxinos: el Ciprínido

Resulta algunas veces difícil para el aficionado darse cuenta de que peces tan variados como el koi, los barbos, las carpas doradas, los danios, los rasboras y los fonixos americanos pertenecen a una misma familia, pero la muy amplia de los Ciprínidos incluye no sólo a todos estos tipos sino a muchos más que raras veces son vistos por los acuariófilos.Por lo que a los barbos concierne debemos señalar que aun cuando emparentados con los peces gato y los tetras, carecen de aleta adiposa. Aparte de ello sus mandíbulas son, por lo común, débiles y sin dientes, pero cuentan con unas muelas faríngeas especiales emplazadas cerca de las agallas que sirven para desgarrar y triturar la comida. Resulta asimismo frecuente la existencia de barbas en las comisuras de la boca, mientras que las aletas dorsal y anal son generalmente cortas y carecen de espinas o, en el mejor de los casos, cuentan con una nervadura espinosa en su comienzo. La mayoría de ciprínidos, presentan un color entre plateado y tostado y son de tamaño medio, si bien algunos llegan a alcanzar los 60 cm de longitud aproximadamente. Con pocas excepciones, esparcen sus huevos. Continúa leyendo Barbos y foxinos: el Ciprínido