Chromobotia macracanthus

El Chromobotia Macracanthus, más conocido dentro del mundo de la acuariofilia como Botia Payaso, es un pez de la familia Cobitiidae y del orden Cypriniformes. Suele habitar en pequeños arroyos con una fuerte corriente y un agua muy oxigenada en diferentes zonas de Indonesia y Malasia. En general, se puede encontrar diferentes variedades del Botia Payaso a lo largo del sudeste asiático, principalmente en Sumatra y Borneo.

Su forma es muy ahusada, algo alargada y algo comprimida lateralmente. Cuenta con una aleta caudal poderosa y cuatro pares de barbillones en la boca. Dispone de una pequeña espina corta junto al ojo a modo de defensa (deberemos tener cuidado a la hora de cogerlo en una red para que se enganche). No tiene escamas.

Su coloración es bastante llamativa, en su cuerpo predomina el color naranja brillante junto a tres anchas bandas de color negro oscuro muy marcadas. Por lo general, esta especie en estado salvaje suele tener unos colores bastante menos llamativos con respecto a los ejemplares que podemos encontrar en las tiendas de animales. Puede llegar a alcanzar los 30 cm de largo aunque en cautividad rara vez suele llegar a dicho tamaño.

Lo más normal es que los ejemplares que se pueden adquirir en las tiendas no sobrepasen los 8 o 10 cm. De todas maneras, todo dependerá del acuario en el que lo introduzcamos y el espacio libre que tenga para vivir. Por otra parte, esta especie no tiene una diferencia sexual marcada, en los machos adultos podemos ver como los extremos de la aleta caudal pueden llegar a tener una forma de “gancho”, aunque es muy difícil distinguirlos. Si son mantenidos correctamente, pueden llegar a superar los 25 años de vida en cautividad.

Comportamiento

Es un pez muy activo y en raras ocasiones se vuelve tímido. Deberemos mantenerlos en grupos de 4 o 5 individuos ya que son un tipo de pez que vive en grupos (cardumen). Al igual que otras especies de peces como los Discus por ejemplo, si se estresan o asustan suelen cambiar algo sus colores. De esta manera podremos observar si están tranquilos o por el contrario hay algo que les molesta. Cabe destacar que este pez es capaz de emitir sonidos claramente audibles incluso desde fuera del acuario, es de los pocos peces que tienen esta habilidad.

Compatibilidad

Como he dicho, se trata de un pez activo pero pacífico, es ideal para un acuario comunitario aunque este deberá de tener un gran volumen (unos 150 o 200 litros) debido al tamaño que suelen alcanzar. Deberemos de introducir como mínimo 3 ejemplares para que puedan establecer un nivel de jerarquía en el grupo.  Curiosamente, si comparten acuario con Corydoras, en algunos casos pueden llegar a integrarse con ellas, prueba de que necesitan compañía para vivir y crecer correctamente.

Acuario

El acuario deberá tener una zona bien plantada y otra libre casi por completo de cualquier tipo de decoración para que puedan nadar en grupo libremente. Es imprescindible ofrecerles rocas y troncos o raíces para que puedan encontrar refugio. Por otra parte, debemos evitar que el sustrato del acuario tenga bordes afilados para que no lesione sus barbillones.

Alimentación

En raras ocasiones suele alimentarse con alimento de escamas disecadas o granulado comercial. Siente cierta predilección por el alimento vivo como las larvas de mosquito rojo o la artemía congelada. Normalmente en las tiendas de animales recomiendan este pez para luchar contra las plagas de caracolas ya que no sólo las devora, sino que también se come sus puestas de huevos.

Deberemos proporcionarle una cierta variedad de alimento vegetal como guisantes cocidos (sin piel) ya que de lo contrario, puede llegar a devorar las plantas naturales que tengamos en el acuario. A mí me ha pasado esto último y no es agradable encontrarte una anubia recién plantada devorada al día siguiente.

Reproducción

Es una especie muy complicada de criar en cautividad debido a que tardan muchos años en conseguir la madurez sexual (recordemos que su esperanza de vida media es de 25 años). Lo más habitual es hacer uso de hormonas para ayudar a que los ejemplares adultos consigan realizar la puesta en cautividad. En muy contadas ocasiones se ha criado en un acuario comunitario.