La robótica, contribuciones a la medicina y beneficios

Los avances tecnológicos en los últimos tiempos cada vez repercuten más y más en el ser humano, tanto que se han vuelto parte de nosotros al punto de contribuir en ramas como la medicina, que nos compete directamente, entre otras más, automatizando muchos procesos del día a día, especialmente en la industria en general.

La robótica es parte de dichos avances en términos científicos y de investigación. Dentro de esta área se encuentran los robots colaborativos, cuyo primer robot fue creado 10 años atrás y que constituía en un brazo robótico articulado.

El otro nombre con el que se conoce a este tipo de robots es Cobots, por la combinación de las palabras colaboración y robot. Esto se debe a que su principal función y propósito principalmente, es servir de apoyo a las personas dentro de la industria. Es decir, un robot colaborativo está creado para tener interacción directa con los trabajadores en las fábricas, de hecho, podría decirse que tiene la misión de ser asistente del trabajador o de trabajar al lado de personas.

No obstante, un Cobot se adapta a la forma y diseño dependiendo de la función que este vaya a realizar. Su versatilidad es de las virtudes más importantes que ofrecen los robots colaborativos ya que están diseñados para realizar una amplia variedad de tareas que normalmente son muy agotadoras, muy complicadas para el trabajador, difíciles de realizar o incluso peligrosas para las personas. De hecho, son muy efectivos para controlar las tasas de accidentes laborales que ponen en peligro al personal de las empresas.

Además, los mismos se caracterizan por su seguridad, son asequibles y consumen poca energía para la magnitud de resultados que generan en su trabajo en conjunto con el personal de la planta de cualquier empresa.
La seguridad, principalmente, es uno de los aspectos que lo definen ya que están diseñados y programados para detenerse en casos particulares como contacto con un obstáculo.

Ahora bien, su incursión a la medicina ha llegado a un punto en el que actualmente contribuyen a disminuir los niveles de ceguera a nivel mundial producido por las cataratas. Esto se ha logrado mediante la asociación de Universal Robots y Aurolab, que es parte de Aravind Eye Care System, una organización sin fines de lucro del sector sanitario en la India.

Los robots colaborativos forman parte del proceso de fabricación de un kit para cataratas que incluye productos que se utilizan en las cirugías para tratar dicha afección, y los lentes intraoculares que son vitales para la recuperación de la visión de las personas luego de llevar a cabo el proceso quirúrgico.

Para este tipo de trabajo, la precisión y la exactitud son muy importantes, y es donde el papel de dichos robots destaca por el tema del uso de los materiales y la elección y colocación de los componentes de los productos y componentes.
De hecho, a partir de la incorporación de los robots colaborativos, se ha producido un aumento significativo de 15% en la producción. Sin duda los beneficios de estas maquinas son múltiples, tanto que se puede afirmar que su contribución ahora ayuda a las personas de todo el mundo a tener nuevamente visión y, por ende, mayor calidad de vida.