Disfrutar de la Costa Brava con los niños

Costa Brava es el nombre que recibe el área costera de España la cual comienza en Blanes, provincia de Gerona provincia de Cataluña y culmina en la localidad de Portbou en la frontera con Francia.

A pesar que es un destino vacacional que ha ganado seguidores durante los últimos años, muchos suelen preguntarse, ¿Qué visitar en la Costa Brava? Y la respuesta es compleja, no porque no existan actividades, sino porque cuenta con un poquito de diversión para todos los gustos.

En principio se debe decir que este se ha ubicado como un lugar excepcional para visitar con la familia gracias a sus diversas atracciones. Adicionalmente, este lugar posee buen clima, una naturaleza virgen y una serie de fiestas y tradiciones que se han convertido en la sensación para los turistas durante los últimos años.

Además de sus playas, este lugar es muy visitado por personas que aman la arquitectura, pues en él están lugares históricos y pueblos con antiguos castillos, lugares muy pintorescos que guardan un poco de la historia de España y Cataluña.

Disfrutar a plenitud con los niños

Como se ha dicho, este rincón de España es uno de los lugares ideales para disfrutar en familia. En cada lugar hay actividades importantes para cada miembro de la familia goce a plenitud de sus vacaciones.

Este lugar cuenta en su mayoría con algunos poblados de pescadores. Las playas de este lugar se caracterizan por ser sumamente tranquilas, con lo cual los padres pueden estar tranquilos (no sin descuidarse). Durante el verano cuenta con la instalación de clubes infantiles que gracias los monitores calificados permite el desarrollo de actividades junto al mar para los más pequeños.

Por otro lado, los jóvenes suelen visitar este lugar para la práctica de actividades deportivas como botes a vela o snorkel. Asimismo, quienes no desean estar en el agua, hay opciones de largas caminatas para disfrutar del sol.

La geografía del lugar es muy bondadosa, sus largas extensiones de costa con fina arena permite que los niños puedan correr y disfrutar al máximo del espacio. Ello le ha valido ser una playa con bandera azul en gran parte del año.

Los parques acuáticos

Similar a lo que ocurre en diversas islas del Mar Caribe donde la oferta turística no se limita a sol y playa, en la Costa Brava española diversos han sido los grupos de inversionistas que han desarrollado parques acuáticos que sirven para incrementar las opciones de diversión para sus visitantes.

Estos lugares han sido pensados para todas las edades y por ello cuentan con atracciones para cada uno de los integrantes de la familia. Por otro lado, cada atracción ha sido diseñada bajo estrictos parámetros de calidad y de seguridad.

La arquitectura de cada parque es diferente, pero básicamente suele estar conformada por diversos toboganes, cascadas de agua y una serie de zonas aptas para el disfrute y la recreación de los más pequeños.

Pero adicionalmente a la opción de parques que hay en lo que podríamos llamar tierra firme o la zona continental, hay espacios para el disfrute dentro del mar. En este caso los inversionistas han trabajado para la colocación de una serie de atracciones en el agua que es muy buscada por los visitantes.

Naturaleza encantada

Como se explicó anteriormente este lugar no sólo destaca por sus costas, playas y parques acuáticos, la zona debido a sus características topográficas posee vastas extensiones de territorio virgen y diversidad de flora y fauna.

En el lugar se encuentra el conocido parque de las mariposas el cual se define como un espacio de 1.000 metros cuadrados con diversidad de especies de flora y fauna para ampliar el conocimiento de los niños. Es una especie de jardín tropical en donde se pueden encontrar desde tortugas hasta iguanas.

También hay lugares en donde no es posible acceder con el automóvil, por lo que se debe empezar a recorrer a través de senderos. Estos espacios son conocidos como la cara oculta de Costa Brava.

Asimismo existen otras atracciones como lo es recorrer algunos de los pueblos costeros en donde aun se conservan castillos y obras arquitectónicas de tiempos medievales. En resumen, este lugar español es un sitio en donde sus habitantes se han preocupado por mantener en alto la esencia de la vida.