Controlar el consumo de sal

La sal debe consumirse en cantidades muy pequeñas, pero tampoco se debe eliminar del todo de la dieta. La OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda reducir el consumo de sodio que tomamos con la sal. De esta forma reduciremos posibles problemas cardiovasculares como hipertensión e incluso cánceres de estómago.

Según la Fundación Española del Corazón (FEC), reduciendo la mitad del consumo de sal diario tendríamos beneficios comparables al de dejar de fumar.

La sal provoca la retención de líquidos, produce presión sobre las arterías y favorece la hipertensión.

Os damos unos consejos para reducir su consumo:

1. Usa condimentos que no contengan saludable.

2.Sustituye la sal por hierbasespecias u otros.

3.Comprueba que en las etiquetas de ciertos alimentos no contengan sal ( verduras o jugos que pueden contener mucha sal).

4.Cuando vengas a Restaurante La Almadraba  indícanos la reducción de sal en nuestros platos o sin sal.

5.Cocina ciertos alimentos sin sal como el arroz o la pasta

Por último, prepara comidas con la mitad de la cantidad de sal que se recomienda. O prepara recetas sin sal y que cada persona agregue la cantidad que desea.